Quienes somos

La Fonda de la Lechuga, con sus más de 7 años, de antigüedad y experiencia ha sabido adaptar su cocina y su oferta de menús a las necesidades de los clientes fusionando la cocina tradicional española y la cocina internacional de vanguardia.

– Alfredo y Julia, propietarios

En el centro de Madrid a tan sólo 3 minutos de la Plaza Mayor, encontramos La Fonda la Lechuga, “GLORIA BENDITA” ” COCINA DE ANTES Y DESPUÉS” Restaurante donde se alternan y fusionan perfectamente, la COCINA TRADICIONAL ESPAÑOLA Y LA COCINA INTERNACIONAL DE VANGUARDIA.

Su inmejorable situación en el centro de la capital, su proximidad a los lugares más concurridos de Madrid, Plaza Mayor, Puerta del Sol, Rastro, Catedral de la Almudena, Palacio Real, Calle Preciados, etc. hacen de este restaurante un oasis en el centro de Madrid; su pequeña calle, escondida pero bien situada, hace de la fonda la lechuga un restaurante cálido y acogedor, donde poder disfrutar comiendo la mejor cocina internacional-tradicional que elabora Alfredo, al tiempo que disfrutamos de nuestros acompañantes y del ambiente.

La comida que podemos degustar y saborear, en este céntrico restaurante,  es el resultado del buen hacer de Alfredo Zamorano, su chef  y del amor que le pone, tanto  a su guisos de siempre como a sus  nuevas creaciones, fruto de su forma de entender la cocina como un “arte efímero” y como el más  “inmediato de los placeres”. Para que sirvan de ejemplo sugerimos algunos de sus platos más representativos: TOMATE RELLENO DE MOUSSE DE VENTRESCA, MIGAS DE MI PUEBLO, ARROCES MELOSOS, RABO DE TORO, PIQUILLOS RELLENOS DE BACALAO, CALLOS A LA MADRILEÑA, CEVICHE DE SALMÓN, PATATAS REVOLCONAS, BROWNIE DE MORCILLA, ETC.

Y si su comida es importante, no menos el trato que les dan sus dueños a los clientes. Julia y Alfredo, unos profesionales que intentan que la visita que estamos realizando al Centro histórico de Madrid no tenga un paréntesis a la hora de la comida, si no que sea una continuación del disfrute

Por eso cuando estemos paseando en la Plaza Mayor disfrutando del corazón del Madrid de los Austrias no podemos dejar visitar La Fonda de la Lechuga, ya que el turismo gastronómico es una continuación y complemento al turismo histórico.

Muchas personas cuando están haciendo turismo comen de cualquier forma y en cualquier lugar, algo rápido, algo que no les haga perder tiempo. Esto es un grave error, la gastronomía de una región, de un país es una parte importante de la cultura que les va a diferenciar de otros lugares. Por eso cuando estemos visitando el Centro de Madrid, contemplando la Plaza Mayor, viendo la Catedral de la Almudena debemos seguir la visita en La Fonda de la Lechuga, ahí podremos apreciar lo mejor de la comida española, la tradicional y la de vanguardia, con unos toques de cocina extranjera.

La Fonda de la Lechuga, con sus más de 7 años, de antigüedad y experiencia ha sabido adaptar su cocina y su oferta de menús a las necesidades de los clientes. Nos ofrece su MENÚ DE TAPAS: que se compone de 5 tapas para compartir entre dos personas y se puede personalizar, es decir, el cliente elige la combinación de tapas que prefiere de entre las distintas de la carta, EL MENÚ DEL DÍA: cuyo formato responde a 3 primeros, 3 segundos a elegir y lleva incluidos bebida, el postre o el café. LOS MENÚS DE GRUPO Y LOS MENÚS PERSONALIZADOS . Además de disponer de una carta amplia y variada que responde a la premisa ya mencionada de fundir y combinar la COCINA DE ANTES Y LA DE DESPUÉS.

Tanto si eres un turista, si vives por el centro histórico de Madrid o simplemente estás disfrutando de la Plaza Mayor y sus alrededores debes apuntarte esta dirección “Calle la Lechuga, 2” y visitar el Restaurante Fonda la Lechuga, no te arrepentirás.


Nuestro local

Nosotros